CategoriesRecetas

Como aprovechar los calçots que sobran

Hay varias maneras, la mayoría muy sencillas, de aprovechar los calçots hechos que han sobrado de la calçotada, y cabe destacar que los calçots mantienen mucho el sabor aun volviéndolos a cocinar. Son platos fáciles de cocinar, caseros y típicos de la tierra. Hoy vamos a hablar de tres platos principales: la tortilla de calçots,  Vichyssoise de calçots y calçots rebozados.

Desde Calçots El Feix te animamos a que aproveches los calçots que os hayan sobrado de la calçotada, no solo por no tirarlos, sino también porque son platos muy buenos que todo el mundo debería probar.

Un apunte antes de empezar: para pelar los calsots se cogen las dos hojas centrales de la parte de arriba y con la otra mano se coge el calçot desde la punta de abajo y se estira con los dedos

1. Tortilla de calçots

La tortilla de calçots es muy fácil de cocinar y perfecto para comer por la noche algo que no sea muy pesado después de una calçotada. Básicamente es lo mismo que una tortilla con cebolla pero sustituyendo esta por calçots.

  Al preparar sencillamente pelamos los calçots igual que cuando te los vas a comer, se le corta la parte de los extremos y se recomienda lavar en agua. Después se corta en rodajas pequeñas y se mezcla con los huevos batidos. Es mejor usar dos huevos para que se forme bien la tortilla. 

  Estos son los pasos básicos para mezclar los calçots con los huevos, lo demás es como lo haga cada uno y ponerle lo que más te apetezca en la tortilla.

 (Se recomienda siempre cocinar con aceite de oliva virgen extra)

2. Vichyssoise

Una Vichyssoise de toda la vida con un toque de calçots. Con unos 20 será suficiente, el resto, puede ser como cada uno lo haga, añadiendo 2-3 patatas, 1 cebolla, cebollino, sal, crema de coco para cocinar, aceite de oliva, etc. 

  Primero sofriendo la cebolla durante unos 8 minutos y después las patatas y los calçots otros 5 minutos más, seguidamente echar agua con la crema de coco hasta cubrir las verduras. Esperar hasta que esté bien hecho (unos 11 min aprox.) y ya al parar el fuego ir triturando hasta que quede al gusto.

  Un plato perfecto para tomar calentito en invierno y suave para cenar después de una buena calçotada.

 

3. Calçot rebozado

Para preparar este plato, necesitamos: un huevo, harina, sal, aceite y agua.

  Para empezar pelaremos los calçots, cogiéndolos de las dos hojas centrales y estirando desde la punta de abajo. El siguiente paso es cortar las hojas de arriba dejando solo la parte blanca. 

  Para preparar el rebozado mezclaremos el huevo con la harina, un poco de sal y un poco de agua. Bañaremos los calçots en el rebozado mientras calentamos una sartén con bastante aceite y cuando el aceite este caliente estará listo para cocinar.

Imprescindible que este plato vaya acompañado de la salsa de romesco.

 

Otras sugerencias de platos:

  • Ensalada con calçots.
  • Arroz de montaña con calçots
  • Paté de calçots
  • Sofrito de hojas de calçot
  • Coca de calçots con salsa de romesco
  • Quiche de calçots

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.